Por el Mundo

¿Cómo viajó el arte del maromlado desde el lejano y medio Este hasta Europa? Comercio e intercambio cultural entre Este y Oeste se desarrolló más y más, debido al creciente acercamiento de las diferentes culturas. Es generalmente aceptado que, durante esta época, la tecnología del marmolado fue primeramente llevada a Europa por mercaderes venecianos, que hicieron las veces de puente entre Oriente y Occidente.
Durante el siglo XVI y XVII, el marmolado fue introducido en Italia, y luego a Francia, Alemania, España, Holanda, Gran Bretaña y otros países, en el norte de Europa, a través de ambas rutas, tierra o mar. Las ciudades europeas más grandes, las cuales eran mercados centrales internacionales, observaron como nuevas cosas excitantes cambiaban de manos. Por eso, todo tipo de bienes exóticos (incluyendo papel marmolado) llegaron a lugares muy alejados.
Daniel Schwenter, un estudiante de lenguajes orientales y matemático, que murió en 1636, parece haber sido la primera persona que escribió sobre la tecnología del marmolado en Europa. En su libro "In Deliciae Physico-Mathematiciae and Philosophysche Erquickstunden", publicado en Nuremberg en 1651-53, hay un capítulo titulado "Turkisher Papyr zu machen und zu figuriren" (como hacer y decorar papeles turcos), en el cual describe la fabricación de diseños floreados:
"Cuando deseo hacer figuras en papel, por ejemplo una rosa, yo dejo caer en la solución una gota de color rojo, amarillo o azul. Sobre esta gota de color en la solución dejo caer varias gotas de alcohol (spiritus vini) que empuja el color rojo, amarillo o azul hacia afuera de los nuevos círculos. En este espacio, arrojo de nuevo otra gota del color elegido, y otra vez el alcohol, así, tantas veces como quiera hasta que la flor o rosa es del tamaño buscado. Entonces formo las hojas y el resto con una pluma o un palillo de punta fina."
(Esta descripción fue incluida en una publicación en New York en 1947, llamada "Some notes of the art of marbling paper in the seventeeth century" por Charles M. Adams)
Así como Europa entra en el siglo XVII, el interés en el papel marmolado fue creciendo gradualmente, y algunos libros de investigaciones fueron publicados. En 1646, Athanasius Kircher, un cura, matemático y lingüista oriental, publicó el libro "Ars Magna Lucis et Umbra" en Roma. Este incluye capítulos sobre cómo hacer papeles marmolados con un motivo de plumas. Muchos investigadores que estudiaron papeles decorativos y papeles de empapelado, hoy en día postulan que el libro de Kircher fue el primero en introducir el arte del papel marmolado en Europa.
Unos cuantos años después, Casper Schott, el estudiante favorito de Kircher escribió sobre Kircher y sus papeles marmolados. El describió a Kircher como un artista que trabajó muy duro: "el hizo figuras completas de personas, animales, árboles, ciudades y regiones en papel... ".
En los ojos de Schott, esta fue una "invención completamente maravillosa y repleta de misterios".
Schott también publicó un libro en latín, "Magia universalis nature et artis sive recondita naturalium et artificalium rerum scientia" que fue publicado en Wurzburg en 1657 y contiene un capítulo que indica "cómo hacer diseños de marmolados turcos en papel usando varias tintas".
En 1662 dos años después de la Restauración, cuando Carlos II reclamó el trono en Inglaterra, el inglés John Evelyn, que conoció a Kircher al menos veinte años antes, dio una lectura en la Royal Society concerniente a la realización de papeles marmolados, la base o el medio, las tintas, técnica y papel. En una reseña de su diario, de fecha 8/11/1644, Evelyn describe el día en que visita a Kircher en la iglesia jesuítica en Roma, mientras viajaba por Italia.
"El padre Kircher nos mostró una cortesía muy particular, llevándonos dentro de su almacén, laboratorio y finalmente dentro de su propio estudio, donde, con paciencia holandesa, él nos mostró sus "movimientos perpetuos", y cientos de otras invenciones y dispositivos."
Aunque la lectura de Evelyn fue pronunciada en 1662, no fue publicada sino después de 37 años en 1699 por John Hougthon en su revista "Huse bandry and trade improbide". Durante el ínterin la única referencia sobre el marmolado en Inglaterra fue una pequeña nota escrita por Robert Boyle, el padre de la química moderna, en 1670.
En Alemania, sin embargo, se publicó un trabajo de dos volúmenes en 1679 (Ars vitraria experimentalis), en el cual se daban descripciones detalladas de las técnicas del marmolado. Este se mantuvo como una importante fuente de información concerniente al marmolado en Europa. Y otros luego publicaron varios libros en que se decribian como son producidos los papeles marmolados.
Cuando el marmolado fue introducido a Europa, sirvio para las mimas funciones que tuvo en el Este. Formo los mantos de fondo para los blasones, arboles familiares y cosas por el estilo. Debido a que estos marmolados tempranos sirvieron como decoracion de fondo, las tintas fueron palidas, asi el patron no disturbaria la imagen o el texto.

No fue sino despues de 100 años despues de su introduccion, que el mamolado fue producido con un diseño mas colorido, para ser usado como recubrimiento de cajas y como papeles de terminacion para encuadernacion. Tambien tuvieron un uso muy practico: los cantos de los libros contables fueron marmolados, para que si alguna hoja fuese removida de estos, esto interrumpiria la armonia del delicado diseño y se notaria inmediatamente.

Con el paso del tiempo el marmolado se volvio muy popular y muchos patrones fueron creados. De todas maneras, la tecnica fue llevada a cabo por unos pocos, y el mamrolado fue considerado como "un arte secreto". Por fines del siglo XIX, el proceso se volvio bien conocido, y el papel pudo ser producido en masa, y como resultado, la gente comenzo a cansarse de el.

Aunque el marmolado experimento un breve resurgimiento cuando los artistas vieneses de la escuela de el Art Decó crearon imagenes frecuentemente hermosas. Demanda para un marmolado en una etapa tardia. Depues repentianmente nació el interés a fines de los 50´, y ahora el marmolado nuevamente es popular.

Pero volviendo, rondando el siglo XVII, las técnicas de marmolado fueron desarroladas en Francia, Alemania y Holanda, y comenzaron a producirse hermosos papeles. En el siglo XVIII, esas técnicas fueron activamente exportadas a otros paises.

Algo curioso, es que en el primer capitulo de su libro, "The Art of Bookbinding", publicado en Londres en 1880, Joseph W. Zyehnsdorf escribio que los marmolads holandeses en tamños de 30 x 40 cm fueron frecuentemente exportados a Inglaterra como enoltorios de juguetes y otros objetos pequeños en papeles mormolados ante de enviarlos, para evitar pagar imuestos sobre los papeles. Los papeles marmolados fueron posteriormente cuidadosamente removidos de los juguetes y vendidos a encuadernadores que los usaban como decoración para cubiertas de libros, como hojas guarda, etc.

Desde la ultima etapa de el siglo XVII hasta mediados del siglo XVIII, los papeles marmolados fueron tambien producidos en Inglaterra, pero sus colores, patrones, calidad y otros atributos no eran tan buenos como los importados de alemania y Hollanda, y ellos fueron, por lo tanto, no tan populares. Esta situacion fue rectificada, en parte, a mediados del siglo XVIII cuando la "Society for Encouragements of Arts, Manufacturer and Commerce" decidio dar premios a la excelencia en la producción de papeles marmolados. Ofrecio 50 libras a quien pudiera hacer 40 resmas (1 resma = 480 hojas) que fueran de la misma calidad que los papeles marmolados importados, y 25 libras a cualquiera que pudiera hacer 20 resmas. Esto dió un fuerte incentivo fianciero ya que los premios representaban una gran cantidad de dinero. Y en 1763, dos marmoladores fueron seleccionados para recibir los premios. En esos terminos la calidad del papel marmoldo en Inglaterra tuvo notorias mejoras, y varios marmoladores publicitaban sus propios papeles. En 1788 la "Society of Arts" premio con una medalla a Jhon Davis, un encuadernador, en reconocimiento a la belleza de sus libros, que fueron consolidados usando sus propios papeles hechos a mano. Se dice que su trabajo continuo hasta 1802.

Desde fines del siglo XVII a traves del siglo XVIII, fueron producidos una variedad de papeles marmolados en Francia y Alemania, siendo manufacturados la mayoria de ellos en pequeños estudios o talleres. Los papeles eran de excelente calidad, y hubo